Fashion

Detrás del éxito de la carita feliz

By 26 Junio, 2019 No Comments

 

Cuando Nicolas Loufrani se unió a The Smiley Company, como vicepresidente de marketing en 1996 y más tarde como su CEO, ya venía de tener una exitosa carrera como cofundador y presidente de Ozwald Boateng, en donde su visión para el mundo de los negocios y su sentido de la moda lograron ser claves en la transformación de esta marca de moda masculina a nivel internacional.

Nicolás, nacido en la población de Neuilly-sur-Seine, Francia, siguió el legado de su padre Franklin Loufrani, quien en 1971 creó la marca Smiley (carita feliz) que fue utilizada en la campaña “Take time to smile” por el periódico France Soir para difundir noticias positivas.

Fue en 1997 que Nicolas vio más allá de la marca al reconocer el crecimiento de la tecnología móvil y el potencial que tenía el uso de los emoticones ascii. Su inspiración de revolucionar e innovar en esta industria, lo llevó a crear los primeros emoticonos gráficos con la cara feliz. De este concepto, nace Smiley World, una nueva marca bajo el lente de Smiley que reflejaba el espíritu de toda una generación dedicada a la tecnología, la música y el estilo de vida digital.

Smiley World se convirtió en la primera marca multimedia e interactiva del mundo y se estableció como un lenguaje digital universal y una parte clave en el vocabulario diario cotidiano con miles de millones de emoticones compartidos cada día y que se vio consolidado en 2001 con el lanzamiento en internet del diccionario Smiley que anunciaba “El nacimiento de un lenguaje universal”.

Al frente como CEO de The Smiley Company, Loufrani ha llevado a Smiley a convertirse en una empresa líder mundial en licencias TOP 100, galardonada en todo el mundo. Con más de 310 licenciatarios y socios minoristas de primera clase, en más de 100 países, Loufrani ha liderado la creación de artículos exclusivos de moda, accesorios, artículos de papelería y entretenimiento, generando un volumen de ventas anual de más de $ 420 millones USD.

Para Nicolás, devolver parte de su éxito a la comunidad es un tema fundamental para su empresa. Continuando con la filosofía de Smiley, que defiende la difusión de la felicidad y el positivismo en todo el mundo, trabaja a través de proyectos de la vida real que traen sonrisas a las personas necesitadas. En 2005 lanzó Smiley Fund, en asociación con Groupe SOS, la empresa social más grande de Europa, que afecta a las vidas de más de un millón de personas cada año, generando más de 10,000 empleos.

Asimismo, Nicolás tomó la decisión de comercializar productos responsables, utilizando algodón ecológico para diseñar ropa y materiales de productores con certificación de comercio justo.

Así, Nicolás Loufrani ha logrado llevar el legado de su padre mucho más allá del mundo empresarial, revolucionado el lenguaje universal de la tecnología. Un pionero de la digitalización de la felicidad y el positivismo.

Leave a Reply